RSS

Archivo de la etiqueta: Creatividad

Gestiona y diseña tu proyecto cultural

Gestiona y diseña tu proyecto cultural

Comenzamos el 2014 con la segunda edición del taller: Gestiona y diseña tu proyecto cultural, que se llevará a cabo en la Fundación Madariaga de Sevilla.

El taller constará de cinco módulos con una duración de tres horas cada uno y persigue potenciar en los participantes una actitud proactiva hacia el emprendimiento, facilitar  herramientas y conocimientos específicos para que puedan transformar una idea en un proyecto cultural, enseñar a gestionar y diseñar un proyecto personal, esquematizar los aspectos más relevantes de un proyecto cultural y dar herramientas para poder lanzar un proyecto propio a un circuito profesional.

Más info: lostalleresemprendedores@yahoo.es

http://www.fundacionava.org/?section=noticias&action=ficha&contentid=25804

 

Etiquetas: ,

Innovación disruptiva VS. evolutiva

La concepto de innovación disruptiva aparece en el texto de Clayton Christensen The Innovator’s Dilemma (1997). El autor enfrenta este tipo de innovación a la evolutiva, es decir, la evolución disruptiva no es la que se fomenta en las empresas, dentro de un mismo espacio de mercado, como motor de posicionamiento por medio del aditamento de nuevas funciones o características de un servicio/producto.

Esa tendencia evolutiva es limitada como estrategia comercial, desde el momento en el que los usuarios/clientes descubren la pobreza de la novedad, puesto que la supuesta mejora es una reiteración de lo ya existente con una simple modificación, en el mayor de los casos intranscendente.

La innovación disruptiva es una apuesta que rompe con la inercia estandarizada, ya que modifica las reglas del juego. Su objetivo es ofrecer un producto/servicio alternativo, que cubrirá las necesidades e inquietudes que las empresas evolutivas no llegaron a detectar. Un ejemplo de ello fue la aparición del TV en el imperio de la radio o la afectación de las redes P2P en la industria musical, que puso en solfa la fórmula tradicional de comercializar las canciones.

Las propuestas disruptivas suelen venir de la mano de las empresas más pequeñas, volcadas en las nuevas tecnologías y con una limitación económica. Estas empresas poseen una estructura antitética a las corporaciones poderosas, lo que las obliga a trabajar con costes muy reducidos.

El asfalto evolutivo, diseñado para seguir la misma ruta sin salirse de la vía establecida, impide ir más allá de la lógica lineal, debido a que piensa el futuro como consecuencia directa y adicional del pasado: “Si algo ya funcionó cambiémoslo ligeramente para que parezca distinto, sin que abandone la esencia exitosa, y así transmitimos la sensación atractiva de algo nuevo”; la consecuencia es una cadena de réplicas salpicadas de pequeñas variaciones.

La visión disruptiva camina por rutas bacheadas y muy dinámicas, de modo que su gestión no puede someterse al imperio del “siempre lo mismo”. El riesgo disruptivo es riqueza potencial ya que no se ciñe a explotar lo que el cliente/usuario pide, sino que va más allá. La innovación disruptiva busca nuevas tipologías de comprador, que hasta el momento no eran consideradas como valiosas por las empresas líderes. Una muestra de lo dicho lo hallamos sin ir más lejos en la aparición de los sistemas de llamada VOIP, frente al monopolio inmovilista de la telefonía por cable.

Gabriela Berti + Godo Chillida

 
1 comentario

Publicado por en marzo 16, 2012 en Filosofia empresarial

 

Etiquetas: , , ,

Las leyes de la creatividad

Creatividad

El pensamiento tiene sus reglas, procedimientos y lógica. Sin embargo cuando observamos algunas ideas que podemos denominar como innovadoras, vemos que en ellas hay una alta dosis de creatividad que se aparta de las regulaciones. Para que éstas surjan a veces es preciso pasar por alto los cánones y las rutas habituales del pensamiento. Existe una especie de fórmula de oro: las mentes más innovadores son las más creativas. Pero ¿quiénes tienen el privilegio de acogerse a ella?

La creatividad es indispensable a la hora de gestionar nuestro trabajo, de aprender, de coordinar grupos, encontrar soluciones a problemas extraordinarios y también a los cotidianos. A pesar de que se puede estimular la creatividad y perfeccionar su puesta en marcha, no podemos definir un ‘gen creativo’ responsable de su puesta en acción. Aún más, hasta el momento se desconoce la presencia de códigos genéticos vinculados a la creatividad, por lo cual no hay personas que tengan una mayor predisposición ‘natural’ a la creatividad. Todos podemos volvernos personas creativas.

Para que esto ocurra es preciso entrenar las ideas, agudizando nuestras habilidades de pensamiento y la percepción. El trabajo en grupo, la escucha activa y la imaginación son una parte muy importante de esta tabla de preparación intelectual. Por ejemplo, la práctica filosófica promueve la puesta en marcha de estos elementos a través del diálogo filosófico y de diferentes herramientas de pensamiento.

La creatividad requiere que las ideas circulen horizontalmente, y el ambiente natural para que se desarrolle es la conformación de pequeñas comunidades de diálogo y exploración de conceptos, que refuercen el trabajo colectivo. La estrechez de mente, las actitudes cerradas y los conocimientos aprisionados como tesoros, son los enemigos del pensamiento creativo.

La mente de Albert Einstein, sin lugar  a dudas, fue brillante, y sus aportes intelectuales unos de los más potentes. Él decía que cuando quería pensar o explorar una idea, engañaba a su cabeza por medio de un proceso que consistía en plantearse tareas abiertas que podían tener varias soluciones o bien una serie de preguntas que, en un principio, parecían absurdas.

Quizás aquí resida uno de las leyes básicas de la creatividad: no centrarse únicamente en la obtención de una respuesta sino ser capaz de estar abierto siempre a nuevas preguntas. Rescatar el asombro y la capacidad de interrogarnos como pilar de la creatividad, es uno de los principios cardinales de la filosofía, apuntados ya por los pensadores griegos clásicos.

Filoempresa: Godofredo Chillida + Gabriela Berti

 

Etiquetas: , ,