RSS

Reacción ante la crisis e innovación

04 Nov

En los últimos años la economía y las finanzas mundiales nos están haciendo sufrir más de un dolor de cabeza. Esto ha llevado a que las organizaciones y empresas deban tomar nuevas decisiones para sobrevivir a los temblores, generando también algunos temores.

Hay miles de páginas que nos hablan de la crisis como un proceso de mutación en el desarrollo de un sistema (histórico, político, fisiológico, etc.). Las crisis producen cambios en los horizontes (cercanos y lejanos)   y pueden redundar en variaciones en los rumbos que se habían marcado. En este sentido Thomas S. Khun, un filósofo de las ciencias, reflexiona sobre los cambios de paradigma y las revoluciones.

Dice Khun que, en ocasiones, un paradigma no es capaz de solventar todos los problemas que se le plantean. Es posible que los problemas persistan a lo largo de los años o de los siglos, acumulándose pero conservando la vigencia del paradigma. Sin embargo, cuando en su seno se acopian muchos temas sin resolver, el paradigma se resquebraja y se pone en cuestión. Así los científicos reconsideran si ese paradigma es un marco adecuado o correcto para abordar los problemas o si debe ser abandonado. La crisis conlleva la multiplicación de nuevos paradigmas, en un principio provisionales, que intentan solventar la o las cuestiones problemáticas. Estos nuevos paradigmas compiten entre sí y cada uno trata de imponerse como el enfoque más adecuado.

¿Qué podemos aprender de las palabras de Kuhn para aplicar a las organizaciones? Está claro que el modelo de Kuhn está pensado para las ciencias, pero tal vez sea lícito emplearlo como piedra de toque para reflexionar sobre los límites de los paradigmas operantes (económicos, estructurales, organizativos, etc.). Desarrollar herramientas que nos reconduzcan hacia el abordaje de las crisis es una sana estrategia, sobre todo si asumimos los conceptos kuhnianos: no hay paradigmas eternos y en un momento u otro tendremos que dar la cara la crisis.

La capacidad de adaptación ante los entornos cambiantes, las nuevas estructuras, órdenes socio-políticos y económicos, implica gran eficacia en el corto plazo. Eso habla de reacción ante la crisis, pero no alcanza para producir gestos de innovación. Un cambio de paradigma involucra siempre innovación: en la forma de definir los conceptos, abordar los problemas, encontrar soluciones y crear un marco de funcionamiento. Por ello es primordial que los pasos que demos ante los desafíos de las crisis sean reflexionados, y podamos distinguir entre las meras reacciones y las acciones de innovación que todo nuevo paradigma exige.

Bibliografía básica:

Kuhn, Thomas S. (2005). La estructura de las revoluciones científicas; España; Fondo de Cultura Económica.

Anuncios
 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: