RSS

Procrastinación: “deja para mañana lo que puedas hacer hoy”

26 Oct

Tomar decisiones del día a día (perder peso, aprender inglés); tomar decisiones organizativas (hacer cambios en el despacho, ordenar archivos); tomar decisiones gerenciales (realizar renovaciones estructurales, buscar nuevas estrategias de mercado), etc. Todo ello nos lleva a elegir e identificar lo bueno y lo malo, lo correcto y lo indebido, así como a generar juicios valorativos. Estos son temas filosóficos muy cercanos al mundo de la organización empresarial y también de nuestra cotidianeidad.

Más allá de corrientes como el utilitarismo, el racionalismo o el sentimiento moral que hacen que cada uno tome decisiones y valide lo que escoge de forma diferente, hay algo que todos tenemos en común y que nos seduce más que cualquier otra cosa: “dejar para mañana lo que se puede hacer hoy”, aun sabiendo que traerá consecuencias o que acarra angustia.

En la década del 90 esta actitud que la humanidad ha sabido cultivar desde los primeros días de su existencia, pasó a tener un nuevo rótulo: la “procrastinación” (procrastination, como se la denomina en inglés). Ella se caracteriza por ser contraproductiva, aplazar las acciones y no saber atender a los que es necesario. Ahora bien, si la procrastinación es una especie de tendencia natural de todos los seres humanos ¿Cómo podemos compatibilizarla con nuestro trabajo que nos exige ser productivos?

El profesor de la Universidad de Berkeley George Akerlof  (antes de ganar el Nóbel), fue uno de los que comenzó a prestar atención a  este tema desde el punto de vista economía, demostrando que la gente prefiere pensar a corto plazo y percibir una gratificación inmediata. Su estudio de 1991 (llamado “Procastination and obedience”), nos muestra que a pesar de llevar relojes en los móviles y en la muñeca, no somos conscientes del tiempo.

El filósofo Agustín de Hipona afirmaba saber internamente qué es el tiempo, pero decía que si alguien nos pide que digamos qué es el tiempo, entonces la respuesta se torna casi imposible. Hoy los especialista buscan todo tipo de soluciones para ayudarnos a luchar contra nuestra ‘bestia perezosa’, desde crear una herramienta on line para generar hábitos positivos, hasta complicadas teorías neurológicas que explican qué ocurre en nuestro cerebro. La filosofía lleva más de 25 siglos en este tema, enseñándonos a distinguir medios, fines a organizarnos lógicamente según prioridades, a establecer el todo y desmembrar las partes, etc. En fin, superar la tendencia a la dilación es algo que se puede cultivar y aprender, aunque la fuerza de voluntad siempre depende de ti.

Anuncios
 
 

4 Respuestas a “Procrastinación: “deja para mañana lo que puedas hacer hoy”

  1. Alejo

    octubre 26, 2010 at 9:06 pm

    ¡Interesante articulo!

    No solo por su vertiente economica y como nos perjudica en el trabajo sino tambien en la humana. Gracias a Dios como bien dice el articulo, es algo que se puede cultivar.

     
  2. Filoempresa

    octubre 27, 2010 at 9:03 am

    Gracias Alejo por seguirnos y por tu comentario 🙂

     
  3. zafiro

    marzo 4, 2011 at 4:23 pm

    HOLA!
    NO SE HASTA QUE PUNTO ES VERDAD LO DE LA FUERZA DE LA VOLUNTAD PUES HAY PERSONAS QUE TIENEN UN PROBLEMA YA NEUROLÓGICO Y SON IMCAPACES DE DEJAR DE “PROCRASTINAR” DE FORMA EXCESIVA Y A PESAR DE TODO SINTINDOSE MAL POR ELLO, HE LEÍDO QUE HAY UN SINDORME LLAMADO TDA (TRASTAORNO DE DÉFICIT DE ATENCIÓN) EN LA QUE SE ES INCAPAZ DE CONCENTRARSE EN UNA SOLA COSA Y ESO GENERA EN PROCRASTINACIÓN.

    OSEA, LA FUERZA DE LA VOLUNTAD NO ESTÁ AL ALCANZE DE TODOS AUNQUE SI ES CIERTO QUE EXISTE, PUES SI ALGUIEN TIENE LA PERSISTENCIA Y LA CONVICCIÓN DE LLEGAR A UN FIN Y A PESAR DE TODO TENG AQUE HACER COSAS QUE NO QUIERE, SE PUEDE CONSEGUIR, PERO NO CREO QUE TODOS POR SÍ SOLOS PUEDAN.

     
  4. Filoempresa

    marzo 5, 2011 at 1:22 pm

    Hola, Gracias por tu comentario. Tal vez tu intervención apunte hacia otra dirección, diferente de lo que s eplantea en este post ya que no estamos refiriéndonos a cuestiones patológicas o de problemas graves, relacionados con la falta de autocontrol, atención, etc. Igualmente la procastrinación y el TDA son cosas bien diferentes.
    Un saludo y gracias por seguirnos!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: