RSS

Las leyes de la creatividad

11 May

Creatividad

El pensamiento tiene sus reglas, procedimientos y lógica. Sin embargo cuando observamos algunas ideas que podemos denominar como innovadoras, vemos que en ellas hay una alta dosis de creatividad que se aparta de las regulaciones. Para que éstas surjan a veces es preciso pasar por alto los cánones y las rutas habituales del pensamiento. Existe una especie de fórmula de oro: las mentes más innovadores son las más creativas. Pero ¿quiénes tienen el privilegio de acogerse a ella?

La creatividad es indispensable a la hora de gestionar nuestro trabajo, de aprender, de coordinar grupos, encontrar soluciones a problemas extraordinarios y también a los cotidianos. A pesar de que se puede estimular la creatividad y perfeccionar su puesta en marcha, no podemos definir un ‘gen creativo’ responsable de su puesta en acción. Aún más, hasta el momento se desconoce la presencia de códigos genéticos vinculados a la creatividad, por lo cual no hay personas que tengan una mayor predisposición ‘natural’ a la creatividad. Todos podemos volvernos personas creativas.

Para que esto ocurra es preciso entrenar las ideas, agudizando nuestras habilidades de pensamiento y la percepción. El trabajo en grupo, la escucha activa y la imaginación son una parte muy importante de esta tabla de preparación intelectual. Por ejemplo, la práctica filosófica promueve la puesta en marcha de estos elementos a través del diálogo filosófico y de diferentes herramientas de pensamiento.

La creatividad requiere que las ideas circulen horizontalmente, y el ambiente natural para que se desarrolle es la conformación de pequeñas comunidades de diálogo y exploración de conceptos, que refuercen el trabajo colectivo. La estrechez de mente, las actitudes cerradas y los conocimientos aprisionados como tesoros, son los enemigos del pensamiento creativo.

La mente de Albert Einstein, sin lugar  a dudas, fue brillante, y sus aportes intelectuales unos de los más potentes. Él decía que cuando quería pensar o explorar una idea, engañaba a su cabeza por medio de un proceso que consistía en plantearse tareas abiertas que podían tener varias soluciones o bien una serie de preguntas que, en un principio, parecían absurdas.

Quizás aquí resida uno de las leyes básicas de la creatividad: no centrarse únicamente en la obtención de una respuesta sino ser capaz de estar abierto siempre a nuevas preguntas. Rescatar el asombro y la capacidad de interrogarnos como pilar de la creatividad, es uno de los principios cardinales de la filosofía, apuntados ya por los pensadores griegos clásicos.

Filoempresa: Godofredo Chillida + Gabriela Berti

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: