RSS

¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?

18 Sep

SXC or its Image providers.

SXC or its Image providers.

Ante la crisis económica de los países desarrollados (los demás países nunca se han librado de las penurias), se nos antoja recomendable revisar cuál ha sido el motor ideológico que nos ha hecho pensar que el camino emprendido era el correcto. Obviamente nos hemos equivocado.

En un artículo reciente el premio nobel de economía Joseph E. Stiglitz indicaba que la manera más coherente de crecer a nivel económico era abandonar la vía de la depredación neoliberal. Ponía de ejemplo a EEUU, que debe enfrentarse a precios elevadísimos de energía y alimentos, además de un sistema financiero devastado. En estos momentos EEUU sólo es modelo de lo que no hay que hacer, su Nueva Derecha se ha fagocitado.

La propuesta de Stiglitz defiende un giro hacia la izquierda social, abandonando la derecha privada, exclusiva y excluyente.

La nación que desea progresar a costa de un crecimiento sin límites tendrá que dejar paso a aquellas que ven en el crecimiento sostenible un objetivo realizable. Este modelo de crecimiento busca la inclusión de la mayoría de los ciudadanos en la obtención de beneficios. De hecho, cuando un gobierno propicia la integración participativa el crecimiento se obtiene con mayor facilidad, porque el mayor potencial de un país se encuentra en los ciudadanos que lo habitan.

Aquí no se defiende el intervencionismo radical, sino la creación de una red de seguridad que permita actuar a los activos sociales, sabiendo que tienen una protección ante cualquier accidente. La red no coacta la actividad, sino que ofrece tranquilidad ante posibles caídas mortales. La propuesta es inteligente, pues la economía moderna requiere de la asunción de riesgos continuados, por eso la creación de sistemas de protección social es mucho más eficaz que el simple proteccionismo. La red social se fundamenta en la solidaridad y evita el ansia de la privatización de la propiedad y los beneficios.

El estado asume su rol comprometido con la evolución del país, apostando por estructuras saneadas en educación, innovación y fomento empresarial.

Ningún mercado se auto-corrige, pese a que muchos neoliberales defiendan lo contrario. ¿Qué gobierno puede quedarse al margen cuando ve que sus ciudadanos van a sufrir los efectos de una crisis económica? Uno perverso.

Las brutalidades mercantiles de la derecha suelen refugiarse bajo el ala intelectual de Adam Smith quien defendía el libre mercado, pero incluso el filósofo escocés advertía de la necesidad de ponerle límites.

¿Cómo es posible que Smith percibiera esa necesidad limitadora en el siglo XVIII y hoy en día, las mentes privilegiadas de la economía neoliberal, no le den valor?

 Filoempresa: Godofredo Chillida+Gabriela Berti.

Anuncios
 

Etiquetas:

Una respuesta a “¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: