RSS

¿BENEFICOS FELICES O FELICIDAD BENEFICIOSA?

15 Ago

voltereta-lateral.jpg

Sin duda, durante estos días vacacionales uno se acuerda más de lo feliz que debe ser. Pero ¿por qué debemos ser felices? ¿qué nos da esa felicidad ansiada? y sobre todo ¿qué entendemos por felicidad? son preguntas que dejamos aparcadas y que sin embargo podrían ayudar a dar respuesta sincera a nuestra búsqueda de la felicidad.

Según un reciente estudio (2007), efectuado por la Universidad de Leicester y cuyo altisonante título es: El primer mapa-mundi de la felicidad, los países más felices son aquellos que mantienen un índice de bienestar emocional más elevado.

Los cinco primeros puestos están coronados por:

1- Dinamarca.

2- Suiza.

3- Austria.

4- Islandia.

5- Bahamas.

Estados Unidos queda relegado al puesto 23, Alemania a la posición 35 y España se encuentra desplazada al peldaño 46. Nuestro consuelo de tontos, si somos españoles dolidos, podría argumentar que Italia (nº50) y Francia (nº62) son menos felices que nosotros. Pero lo dicho, esta sería una excusa ‘infeliz’, porque olvida que los últimos puestos están ocupados por: La República Democrática del Congo (nº176), Zimbawe (nº177) y Burundi (nº178), ¿por qué será?

El estudio señalado parece concluir que los países dotados de mayores y mejores recursos son los más felices. Cosa que levanta sospechas con sólo mirar a nuestro alrededor. Puestos a hallar factores que influyen en la felicidad de las personas, hay una propuesta común que señala a la calidad de la relación humana como detonante de la felicidad. El deterioro relacional hace que decaiga la calidad de vida y, con ella, la esperanza de vivir felizmente. ¿Y el dinero, no influye?. Evidentemente puede llegar a afectar, de hecho la pobreza es la mayor fuente de infelicidad, pero ser más rico no conlleva implícitamente un mayor estado felicitario.

La loada tríada “salud, dinero y amor” tendría que cimentarse sobre el principio de bienestar emocional, no sea que terminemos por configurar El primer mapa-mundi de la infelicidad contemporánea a partir de: la anorexia o la vigorexia (¿salud?), la predación económica desmedida (¿dinero?) o el narcisismo exacerbado (¿amor?).

Tal vez a partir de una afilada visión crítica podamos hallar respuesta a la paradoja que ha estado martirizando a los analistas norteamericanos, al no comprender por qué en los años noventa el producto interior bruto de Estados Unidos creció un 30%, pero la percepción de la población fue la de haber perdido bienestar social y satisfacción personal.

El tiempo dedicado a las relaciones personales, a pensarnos como seres relacionales y emocionales, se ha desviado hacia la búsqueda de una mejor posición social, de un reconocimiento respecto a nuestro ingresos y a una valoración grupal respecto a nuestro poder adquisitivo. Bajo este patrón no podemos reconocer a los paises menos desarrollados como creadores de felicidad. Pero esto es tan absurdo como mezquino.

De todas maneras hay que decir que a nadie le gusta reconocer que es infeliz; la infelicidad la asociamos al fracaso personal. Que alguien declare que es feliz sin serlo carece de valor social, aunque sea una respuesta de elevado valor estadístico. Lo relevante es que su declaración falsa no afecte a su relación con los demás. Mentir sobre el propio presente puede llevar a una pérdida de visión nítida del futuro y, en este sentido, la cosa se complica mucho más porque nadie es capaz de construir o de proyectar algo sin fundamentos relacionales bien asentados.

“La soledad del corredor de fondo” puede ser gratificante, pero si no se comparte con los demás corredores participantes alcanza un valor igual a cero.

La felicidad, por contraste o semejanza respecto a otras personas, no es nada si no nos responsabilizamos de nuestras acciones, concretando la constitución de nuestro entorno como algo que depende de la propia implicación en la comprensión de las vidas de las personas que nos rodean.

El beneficio de la felicidad sólo se encuentra en el hecho compartirla. Si mis beneficios personales u organizacionales se quedan engordando mi ego o mis bolsillos, seguramente no podré decir que me dan felicidad. Tal vez la clave pasa por dejar de creernos el centro del universo, eso sí, aprendiendo que al relativizar nuestra situación personal podemos aumentar la relación con los demás.

No hay nada que me haga más feliz que compartir mis experiencias y conocimientos (mis beneficios personales) con los de quienes me rodean, sin importarme si entro en las estadísticas de las personas que contienen más felicidad por milímetro cuadrado de piel, si cumplo con el pérfil psicológico de un triunfador o si soy el ejemplo del patrón social a seguir.

Filoempresa: Godofredo Chillida+Gabriela Berti.

www.filoempresa.com

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en agosto 15, 2007 en Beneficios, Bienestar, Emociones, Felicidad, Sociedad

 

Una respuesta a “¿BENEFICOS FELICES O FELICIDAD BENEFICIOSA?

  1. Joaquin

    agosto 18, 2007 at 8:14 pm

    Estoy de acuerdo con las cosas que dices sobre el hecho de comparttir la felicidad. Ello implica dos factores que se consideran disparadores de la felicidad, las relaciones humanas y el ayudar a los demás.

    Es posible que te interese un trabajo más reciente titulado “La felicidad de los españoles: Factores explicativos”, redactado por Namkee Ahn y Francisco Mochón de la UNED. En este estudio se comenta la relevancia de otras variables como el sexo, la edad, el estado civil, el nivel de estudios, la situación laboral, la renta, la religión, la libertad política, las expectativas, y el capital social.

    Si estás interesado en el tema seguro que te va a gustar leerlo.

    Lo puedes descargar de http://www.fedea.es/pub/Papers/2007/dt2007-12.pdf

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: