RSS

¿CRÓNICA DE UN FRACASO ANUNCIADO?

13 Ene

Desde hace un par de años llegan algunos resultados nítidos y contrastados sobre el fracaso de los Sistemas de Gestión de Conocimiento (SGC) en empresas  norteamericanas. Por supuesto, aquí no damos mucha difusión a tales informes debido, en parte, a los intereses propios de la esfera internacional empresarial que intenta blindar cualquier filtración de debilidad, así como a nuestra necesaria dependencia del referente estadounidense; de manera que levantar polvo ante él puede suponer un enturbiamiento de nuestra propia visión del mercado.  Sin embargo, y contrariamente a como solemos acoger las voces críticas, éstas deben considerarse como un medio eficaz dirigido a la mejora constante de cualquier sistema basado en procesos. En este sentido cabe preguntarse por qué los planes de implantación de SGC no han conseguido cumplir con los objetivos para los que fueron creados.A grandes rasgos la aspiración de cualquier SGC busca mejorar: 

  • La productividad y la eficiencia reduciendo costos en recursos.
  • La innovación  y el crecimiento de la organización.
  • La gestión en los procedimientos de tomas de decisiones.
  • La formación de los empleados para asegurar su permanencia.
  • La relación con los clientes favoreciendo su fidelización.

La clave de tal fracaso llega al fomentar la aspiración, irreal, de que el comportamiento social humano, y por tanto el organizacional, esta abierto al cambio. Sólo se cambia ante la presencia de un argumento abrumadoramente convincente o cuando no hay más remedio. Ello supone limitar las posibilidades de desarrollar acciones preventivas voluntarias que eviten la pauperización del conocimiento contenido en ámbitos organizacionales. Todos nos creemos muy creativos, eficientes e incluso innovadores en el manejo y gestión del conocimiento, pero en la mayoría de casos tan sólo nos limitamos a subirnos al carro de quien se nos ha anticipado o de la moda imperante en el momento.Tal vez el miedo a cambiar el estado de las cosas es más acuciante de lo que nos atrevemos a reconocer y los SGC simplemente son un parche en una rueda que ya no usa cámara neumática.  

filoempresa: Gabriela Berti + Godofredo Chillida

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: