RSS

Cuando la filosofía es una práctica

29 Nov

mostaza-grano-rojo.jpg

Quizás a muchos les resulte extraño concebir que la filosofía puede ser práctica, ya que se la suele asociar (en el mejor de los casos) a una reflexión de alto nivel, pero estéril o, directamente, a algo totalmente inútil. Así filosofía y práctica, puestas al mismo nivel, parecen ser términos contradictorios. Sin embargo si nos paramos un momento a reflexionar en los orígenes griegos de la filosofía occidental, nos damos cuenta de que ésta se hacía a pie de calle, pensando cuáles eran los problemas de la polis y de sus ciudadanos (claro que las mujeres, los niños y los esclavos, no entraban en esta categoría). Con todo, la filosofía comenzó a encerrarse en las academias, en un tipo específico de producción: la teórico-especulativa, y en consecuencia el compromiso activo del filósofo con su tiempo y la sociedad en la que vive, se fue desdibujando del perfil profesional. 

Antes de seguir metiéndonos en la historia de la filosofía para hacer una genética de las causas de su clausura, quizás convendría que nos preguntemos por el significado de la utilidad, para luego asociarlo al pensamiento filosófico. Podemos decir que algo es útil cuando consideramos a ese ‘algo’ de forma instrumental, como un medio para llegar a obtener un fin. De esta manera ‘lo útil’ es un elemento del que podemos prescindir, es una ‘función’ o un ‘medio’ que sólo nos permite llegar hasta el punto o resultado que deseamos. Hay otra manera de considerar la utilidad sin relegarla a ser una simple herramienta, ésta es la utilidad entendida como una actividad o un fin en sí mismo, es una: ‘utilidad intrínseca’. El sentido de este tipo de utilidad no proviene de alcanzar un fin, sino que ella misma es el fin. Por ejemplo el alimento puede ser un tipo de objeto ‘esencialmente útil’, sin él no podríamos existir.  Evidentemente la filosofía no es la comida y no podemos alimentarnos de palabra e ideas, pero podríamos decir que es existencialmente útil, puesto que nos permite elaborar nuestras cosmovisiones, nos proporciona un marco de acción y también permite que construyamos nuestros mapas mentales para poder ir por el mundo con un sentido claro. Esta ‘filosofía útil’, tal como la palabra filosofía indica, nos hace amigos del conocimiento pero no para atesorarlo o para sacarlo a relucir en las reuniones sociales, sino para que hagamos de él una praxis cotidiana. La experiencia que nos brinda esta acción descubre un conocimiento que es transformador e involucra no sólo la actividad mental del pensamiento, sino que del mismo modo entran las emociones, los sentimientos, las percepciones y sentidos, etc. Un proverbio popular árabe dice que sabe más del sabor de la mostaza aquél que ha probado un grano, que el que ha pasado toda la vida observando montañas de granos de mostaza… Siguiendo esta enseñanza, podemos decir que el filósofo ciertamente sabio no es el que lee miles de libros y guarda sus conocimientos, sino aquel que se da el gusto de probar el sabor del pensar…

 filoempresa: Gabriela Berti + Godofredo Chillida

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en noviembre 29, 2006 en Filosofía Práctica

 

2 Respuestas a “Cuando la filosofía es una práctica

  1. María Ángeles

    julio 8, 2009 at 4:02 pm

    Me gusta el enfoque de vuestro blog. Yo también intento llevar la filosofía a la práctica, echad un vistazo a mi blog por si os interesa: http://www.enlapractica.wordpress.com
    Me gustan especialmente los artículos que tenéis sobre organizaciones y filosofía de la empresa; no en vano, tengo algún proyecto en mente para crear una organización. Creo que en ese mundo, la filosofía puede aportar mucho.

    Un saludo,

    Mª Ángeles

     
  2. gaygo28

    julio 28, 2009 at 3:38 pm

    Hola Mª Ángeles,

    gracias por tu comentario y por hacernos llegar el link de tu blog.
    Sin duda tu site contiene temas interesantes muy próximos a ciertas posiciones que intentamos defender desde nuestro posicionamiento.
    Nos alegra ver que cada vez somos más profesionales los que pensamos en la filosofía como algo más que un lejano eco académico. La filosofía es práctica, de eso no hay duda.

    Recibe un muy cordial saludo

    G&G

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: