RSS

EL COMPROMISO DE / EN LAS ORGANIZACIONES

18 abr

profesores-milonga.jpg 

Cuántas veces hemos oído decir a responsables y trabajadores que la actividad encomendada no ha resultado tal y como se espera porque: “Había poco tiempo para su desempeño”, “las instrucciones eran poco claras”, “el equipo está desmotivado”, “se nos controla demasiado y eso se vuelve en presión improductiva”, etc.

Estas expresiones encierran el deseo privado de no ser inculpado ante el fallo en la obtención de la meta. Todos queremos ‘parecer’ inocentes, todos preferimos achacar las culpas de nuestros fracasos a algún elemento externo (persona o situación).

La falta de compromiso personal hace que nuestras falencias se escuden en argumentos y juicios salvíficos. Miramos hacia afuera con la peregrina idea de que la mirada de quien nos evalua se deje llevar hacia ese objeto externo, que nada tiene que ver con nosotros.

Pero al actuar de este modo caemos en una falta de sinceridad (no nos responsabilizamos del compromiso adquirido en público) y en una merma de competencia (no somos capaces de asunir y llevar a efecto nuestra promesa), lo que deviene en una bajada de confianza en el ambiente que nos rodea y en el nexo relacional en el que se fundamenta.

Comprometernos significa asumir las competencias necesarias para cumplir con las condiciones estipuladas de ante mano. Si nos zafamos de ello estamos poniendo en solfa el espacio de respeto creado dentro de la organización, bloqueando la generación de confianza y elevando la posibilidad de surgimiento de medidas estrictas de control sobre las funciones a desempeñar, lo que determina una mecanización de la actividad que busca el movimiento burocratizado y sedente antes que el innovador y proactivo.

Una organización que fomenta el compromiso de sus miembros según sus responsabilidades es una organización que actúa buscando la integridad de sus objetivos, creando en su seno el espacio para la mejora continua, la creación, desarrollo y retención de conociminto compartido, así como el establemiento de una visión compartida en la que la dependencia de todos pasa por la confianza y el respeto de las funciones desempeñadas.

La organización comprometida busca portenciar los aspectos señalados, pues en definitiva su gestión, su estructutación interna y su actividad dependen del índice de compromiso adquirido con sus miembros, con la sociedad que la acoge y con ella misma. Cumplir ese compromiso es un valor añadido relevante del que no puede prescindir.

filoempresa= Gabriela Berti + Godofredo Chillida.

About these ads
 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 62 seguidores

%d personas les gusta esto: